Frutas Ismael. Envase moderno para producto tradicional

Envase para Tomate deshidratado de la empresa Conservas Calanda.

Las características de este tipo de envase, DOYPACK, nos permiten desarrollar un proyecto de packaging muy interesante e impactante para el consumidor final. Es un envase perfecto para líquidos y sólidos, en nuestro caso se trata de ambos al contener el producto aceite de oliva virgen extra. En cuanto a la comunicación, permite impresión tanto en flexografía como huecograbado, lo que nos permite utilizar unas imágenes impactantes y sugerentes.

Tratándose de un producto casi de «impulso», el reto es comunicar de forma rápida y sencilla la utilización de este producto. El resultado de la investigación dio como resultado que los platos más habituales donde se utiliza son ensaladas, pizzas y pasta. Como en otras ocasiones con trabajos de envases para alimentación, la fotografía del producto y/o su aplicación es fundamental para el desarrollo del proyecto. Me atrevería afirmar que supone casi el 75% del éxito del trabajo. Para alcanzar este objetivo se debe proyectar al detalle qué tipo de foto se necesita, con qué tipo de vajilla, donde lo situamos, cubiertos, etc… realizar un guión de todas las imágenes que se necesitan y luego realizar la sesión fotográfica.

Respecto a la arquitectura gráfica del envase, el Tomate deshidratado de Conservas Calanda, pertenece a una línea de productos ya desarrollada con otro tipo de envases flexibles y rígidos, por lo que se trasladó el concepto general de la marca a este producto particular. En este punto debemos recordar que la homogeneización de una marca en múltiples productos traslada al consumidor final la confianza que debe trasmitir una empresa seria y de calidad.

Compartir