Proyecto de packaging desarrollado para una marca de vino dirigida al mercado estadounidense. Para el desarrollo de este trabajo estaba prefijado el nombre y la botella del producto.

El trabajo realizado por Activa Design es el diseño de la marca y la etiqueta. En este caso se aplicó un estilo de “etiqueta del nuevo mundo”, ya que el público al que nos dirigimos no es experto en vino y requiere un tipo de diseño que agrade y evoque al consumidor un producto agradable, atractivo y fácil de consumir.

Al diseño de marca, con un estilo tradicional y moderno a la vez utilizando una tipografía “romana” muy actualizada, se le añade una ilustración surrealista que resulte atractiva y evocadora, aportando un discurso que conecte el nombre propio “Toza” con el contenido. Para ello se ilustró un tocón de madera (toza) con el objeto habitual (hacha) del que emerge una vara de vid del que cuelga un racimo de uva.

Todo esto tratado exclusivamente a dos tintas, con el consiguiente ahorro a la hora de imprimir las etiquetas.

Para finalizar el proyecto se diseña las cajas de transporte, también a dos tintas, que contienen todos los símbolos y elementos necesarios para su almacenaje y transporte sin perder el concepto general desarrollado para todo el producto.

Compartir