Rediseño de la imagen corporativa de la empresa. El objetivo principal del proyecto era preservar la imagen de marca conseguida a lo largo de los años, modernizando el conjunto para conseguir unas aplicaciones actuales y duraderas, sin perder el bagaje conseguido.

Preservando el símbolo como elemento distintivo de la empresa y diseñado en los años 70, se adjunta dentro de un círculo, modernizando y potenciando la propia singularidad de un símbolo muy instaurado dentro del mercado de la empresa. Se preserva su característico color naranja que define a la harinera hace más de 30 años. La propuesta de una nueva tipografía «romana» más actual y rotunda ayuda a la renovación de la imagen sin perder los valores de tradición e identidad esenciales en el desarrollo del proyecto.

Compartir