Diseño de nueva gama de envases para un producto tradicional muy arraigado en la localidad. Anteriormente se desarrolló un programa de identidad corporativa rediseñando la marca, esta identidad daba las claves para utilizar los diferentes elementos gráficos de la empresa.

Para el desarrollo de los envases, nos centramos en la realización de unas imágenes fotográficas que reflejaran las características del alimento. En este caso, se debía transmitir la sensación de un producto crujiente y dulce a la vez. Por todo esto se opta por imágenes exentas de aditivos, presentándose tal como son sobre un fondo blanco, todo esto contrastando con el impacto de color de la propia marca.

Compartir