El diseño de la pieza busca crear un atractivo por su forma, color y texturas que ayude a la compra por impulso, debiendo ser atractiva igualmente para el bebé, el usuario.
La forma se adapta a la boca del bebé, sin aristas o esquinas que pudieran dañarle.
Se evitan huecos donde pudieran acumularse suciedad, dado el carácter del producto, su conservación en óptimas condiciones higiénicas es un punto prioritario.

Compartir